Aunque en la actualidad aún hay personas que le temen a volar en avión, realmente este es uno de los medios de transporte más seguros. Esto se debe a que el mantenimiento que le deben realizar a las aeronaves es un procedimiento bastante exigente y riguroso para garantizar la seguridad de la tripulación y de los pasajeros. A continuación, te contaremos en qué consiste el mantenimiento aeronáutico y cuáles son sus tipos.

¿Qué es el mantenimiento aeronáutico?

El mantenimiento aeronáutico es un plan que abarca todas las inspecciones y tareas que deben realizarse a una aeronave comercial o civil para garantizar su adecuado funcionamiento.

Estas actividades se realizan cuando:

  • Se ha cumplido un tiempo específico de vuelo (medido en horas).
  • Se ha sometido la aeronave a un uso específico. Por ejemplo: cantidad de despegues/aterrizajes.
  • Se evidencia una falla, avería o comportamiento extraño.

El objetivo del mantenimiento aeronáutico es cumplir con las reglamentaciones del fabricante y la autoridad competente, para velar por una operación segura de la aeronave.

Las tareas de mantenimiento incluyen:

  • Las inspecciones periódicas.
  • Las revisiones pre-vuelo.
  • Monitoreo de rendimiento.
  • Registro de ajustes y tareas en el equipo.
  • Realización de modificaciones y reparaciones.

Tipos de mantenimiento aeronáutico

  1. Mantenimiento preventivo

Es el que se realiza con periodicidad para disminuir la probabilidad de una falla en la aeronave. Se enfoca en trabajos que no requieren operaciones complejas de montaje y en algunos casos puede incluso, realizarse por el piloto.

Cada fabricante suministra un manual para estas tareas. Los pilotos que realicen este tipo de mantenimiento deben realizar una anotación en la bitácora, en ésta deben incluir:

  • Descripción de la actividad realizada, por ejemplo, cambio de aceite a las 15:45 horas.
  • La fecha de finalización de la actividad.
  • El nombre, firma, número y tipo de certificado del piloto.

Algunos casos de mantenimiento preventivo son:

  • Servicio a los amortiguadores del tren de aterrizaje, añadiendo aceite, aire o ambos.
  • Extraer, instalar y reparar neumáticos de tren de aterrizaje y cordones de choque.
  • Aplicar material conservante o protector a los componentes donde no se requiere el desmontaje de ninguna estructura.

Te puede interesar leer: ¿Qué es Gestión de Recursos de la Tripulación (CRM)?

Es importante resaltar que un plan de operaciones planificadas y preventivas debe cumplir con varios controles:

Revisiones en tránsito

Se realizan antes de iniciar cada vuelo y consisten en una inspección rápida en la que se revisa el estado de los neumáticos, el nivel del aceite, la estructura en general, entre otros aspectos.

Controles diarios

Esta actividad consiste en revisar el nivel de aceite entre 15 y 30 minutos después de apagar los motores. Por este motivo, el nivel de aceite no se puede controlar antes del primer vuelo del día.

En el caso de hacerlo antes del primer despegue, el avión deberá realizar un rodaje de al menos dos minutos para calentar el aceite y después apagar el motor para el chequeo.

Inspección de 48 horas

Incluye controles más completos que los diarios, como la comprobación de los frenos, la sustitución de líquidos, la inspección y sustitución del aceite de la unidad de potencia auxiliar y la inspección visual del fuselaje, las alas, el interior y la cabina.

Verificaciones de tiempo límite

Algunas revisiones de protocolo presentan medidas según el número de horas que el sistema ha estado funcionando. Esta asignación se determina para revisión de motores, controles de aeronaves y otros sistemas que operan de manera continua durante el vuelo.

Revisiones del ciclo

Además del tiempo límite, algunos componentes miden su vida útil en los ciclos cumplidos o procesos realizados. Un ejemplo es el tren de aterrizaje, que debe someterse a inspección con base en el número de despegues y aterrizajes.

Revisión de cartas

Las revisiones se determinan con las letras A, B, C y D.

Revisión A: se realiza cada 400 a 600 horas o cada 200 a 300 ciclos (el despegue y el aterrizaje comprende un ciclo). Generalmente, se ejecuta en hangares en tierra y la duración mínima es de 10 horas.

Revisión B: se lleva a cabo cada 6 a 8 meses en los hangares del aeropuerto y tiene una duración entre 1 y 3 días.

Revisión C: se efectúa cada 20 a 24 meses. Es más profunda que la revisión B, pues implica el chequeo de un mayor número de partes. Para las revisiones C, la aeronave debe quedar fuera de servicio. El tiempo requerido para completar estas revisiones es de 1 a 2 semanas.

Revisión D: se lleva a cabo cada 6 años aproximadamente y consta de una revisión en las que las aeronaves se someten a un procedimiento de inspección y reparación. Comúnmente se realiza en un plazo de dos meses, dependiendo de la aeronave. Los aviones más antiguos suelen ser retirados de las flotas a causa del alto costo de las revisiones tipo D. Un avión comercial, a lo largo de su vida útil se somete a tres revisiones tipo D antes de ser retirado.

Lee también: ¿Por qué vivir en Medellín y estudiar en la Escuela de Aviación Flying?

  1. Mantenimiento correctivo

Es el mantenimiento que consiste en las reparaciones, reemplazos, modificaciones y alteraciones que se realizan cuando los componentes de la aeronave han fallado, se han averiado o es necesario desmontarlos. Su finalidad es restaurar el equipo a su condición de funcionamiento normal, preservando su aeronavegabilidad.

Cada país o región tiene protocolos específicos, cuando se realizan reparaciones o alteraciones mayores, estas deben ser aprobadas por la autoridad correspondiente.

Las reparaciones menores pueden ser aprobadas para volver al servicio con una entrada en los registros de mantenimiento, firmada por un mecánico. Deben pasar las inspecciones pre-vuelo y deben ser ejecutadas por técnicos certificados por una institución de reparación calificada.

Las actividades de mantenimiento correctivo deben ser definidas por especialistas luego de una inspección de las fallas. Después de ser identificado el problema, el proceso pasa a manos de profesionales y consta de los siguientes pasos:

  • Solicitud de reparación
  • Inspección de componentes afectados
  • Ejecución de la reconstrucción
  • Solicitud de inspección
  • Inspección final
  • Aprobación

En la Escuela de Aviación Flying contamos con nuestro propio taller de mantenimiento aeronáutico en el cual realizamos todas las inspecciones y procedimientos necesarios para garantizar tu seguridad al volar. ¿Te interesa convertirte en Piloto Comercial o Privado de Avión? Contáctanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *